dimecres, 2 de març de 2011

Judici dels fets amb armes de foc

La Vanguardia. Dijous, 05-06-1924

Sección cuarta. A altas horas de la noche, un día del mes de mayo [julio?} del aña pasado, el cabo de seguridad, Miguel Florensa, en estado de embriaguez, acompañado de un guardia, llamó a la puerta de un café de la barriada de «Can Baró» repetidas veces. Franqueada que le fue la puerta, por la dueña del establecimiiento, Enriqueta Muntaner, y después de beber una copa de licor, quiso obligar a la citada mujer á que bebiera también al mismo tiempo que intentó atropellarla torpemente, lo que pudieron impedir el guardia aludido y el vigilante nocturno, tras no pequeños esfuerzos.

El cabo, antes de ser desarmado, hizo un disparo con su pistola hiriendo a Constantino Pujol. Miguel Florensa fue detenido y procesado y ayer, en el acto del juicio, el fiscal señor García Martínez, pidió se le impusiera la pena de dos meses y un día de arresto mayor y 600 pesetas de multa por el delito de escándalo, apreciando la agravante de abuso de uniforme y la atenuante de embriaguez e inhabilitación temporal de ocho años y un día para ejercer cargo público, y por el delito complejo de disparo y lesiones, dos años, once meses y once días de prisión correccional.
El juico quedó para sentencia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada